Noticias

Diario de Navarra, Actualizada 05/04/2018 

El sector piscina prevé una temporada muy positiva, y cada vez son más los que se plantean construir una piscina para disfrutar del verano. Es entonces cuando toca responder a la eterna cuestión: ¿Piscina de obra o prefabricada? Aquí damos las pautas para elegir bien y poder disfrutar de esta piscina que hará que las vacaciones sean mucho más divertidas y placenteras.

 

Ya estamos soñando con el verano y si hay una cosa que hace que dibujemos una sonrisa en el rostro es pensar en un chapuzón en una piscina, y aún mejor si es privada. El sector de la construcción, entre el que se encuentra el de construcción de piscinas sufrió un duro varapalo durante el periodo de crisis del que se está recuperando, y hoy día encontramos a las empresas líderes en construcción de piscinas bien asentadas de nuevo.

 

Cuando pensamos en construir una piscina en casa hay muchos factores a tener en cuenta, el primero es el entorno, donde queremos que esté situada, y el segundo paso es decidir qué tipo de piscina escoger según cada presupuesto.

 

Estructuralmente las piscinas se pueden clasificar como de obra, prefabricadas, desmontables, de hormigón, acero, madera, poliéster, aluminio o lonas de pvc y demás materiales, pero para escoger la que más se avenga a cada necesidad primero deberemos determinar su uso.

 

¿CUÁL ES LA FUNCIÓN QUE LE VAMOS A DAR A LA PISCINA?

 

¿Será un spa, un espacio animado siempre repleto de gente o un lugar para la contemplación? Si se opta por realizar una piscina de obra hay que tener en cuenta el espacio, y sumarle el suficiente para albergar la maquinaria.

 

También se pueden elegir piscinas de superficie, estas no precisan obras pero tienen menos prestaciones y los usuarios que se plantean contar con una piscina de este tipo casi siempre se acaban decantando por una piscina de obra o prefabricada pero enterrada, y la verdad es que salen ganando, pues una piscina enterrada es un poco más compleja de realizar pero las prestaciones son únicas.

 

Estas piscinas de obra se pueden dividir en dos tipos: las piscinas de obra construidas en hormigón, o para decirlo de otro modo, las piscinas de toda la vida, pero también existen las piscinas construidas con liner, estas requieren menos tiempo de obras ya que se construyen sobre bases de hormigón autoportable y se revisten de liner.

 

 
 
 

PISCINAS DE OBRA: VENTAJAS E INCONVENIENTES DE LOS TIPOS DE CONSTRUCCIÓN

 

La pregunta que muchos se hacen es si elegir una piscina de obra de toda la vida o una de liner. Entre las ventajas de las primeras es que si están bien construidas y se mantienen adecuadamente tienen mucha vida, el tamaño y la forma de la piscina se puede personalizar en función del terreno y del ambiente paisajístico que se quiera crear, mientras que el revestimiento con gresite con el que se hacen estas piscinas resulta muchísimo más agradable al tacto.

 

Entre los inconvenientes debemos apuntar el tiempo de ejecución de la obra, mucho más largo y engorroso y además si surgen inconvenientes sobre la marcha se pueden alargar.

La garantía media que se da en estos casos suele ser de 10 años, mucho menor que en el caso de las piscinas de liner. El precio suele ser más alto, entre un 10 y un 15% más.

 

Las piscinas revestidas con liner, también conocidas como de acero, no se distinguen unas de las otras, y la única diferencia notable es el tacto de su revestimiento. Entre sus ventajas está que el plazo de tiempo de duración de la obra será menor, que la estructura es tolerante con los movimientos de terreno que pueda haber, la garantía es mayor y encima se evitan las fugas que se dan en las piscinas de obra habitual.

 

Entre los inconvenientes cabe destacar la decoloración del liner por la luz del sol. Los amantes de lo natural prefieren las de obras, al no acabar de encajar este revestimiento de material tratado químicamente. Si no están reforzados, los revestimientos de estas piscinas suelen ser frágiles y si se cuenta con una empresa que no sepa como ponerlo se pueden hacer rápidamente rajas a través de las arrugas de la superficie del liner.

 

PISCINAS PREFABRICADAS: VENTAJAS E INCONVENIENTES

 

Otra opción a considerar son las piscinas prefabricadas cuyas ventas han aumentado en los últimos tiempos y están elaboradas en poliester y fibra. Las ventajas de estas es que la instalación es mucho más rápida, ya que las piscinas ya vienen fabricadas de fábrica, de modo que los clientes no habrán de sufrir las consecuencias de hacer una obra en casa.

 

El mantenimiento también será más fácil de llevar a cabo y encima mucho más económico ya que no se deben usar muchos productos químicos, pero las desventajas es que hay limitación en cuanto a formas y dimensiones, será el cliente quien deba elegir el tipo de piscina que quiere entre las que hay en stock y los materiales con las que están hechas son más limitados que los que se usan para fabricar piscinas de obra, con lo cual la garantía será más corta.

 

UNA BUENA EMPRESA PUEDE SER DECISIVA PARA GARANTIZAR UNA PISCINA CON TODAS LAS GARANTÍAS DE DURABILIDAD Y CALIDAD

 

Es decisión de cada uno valorar el tiempo que tienen para su instalación y su presupuesto, ya que a tenor de las ventajas y desventajas entre las piscinas de obra y las prefabricadas se puede concluir que las prefabricadas son ideales para los que tienen los presupuestos más limitados y poco tiempo para su instalación, para los que quieran una piscina funcional y no muy cara, mientras que las piscinas de obra son para los que cuentan con más presupuesto y ganas de personalizar la suya propia.

 

La gran diferencia, como en todos los ámbitos de la vida, también la ponen los profesionales instaladores. Es importante contar siempre con empresas líderes en el sector de la construcción de piscinas, que son los que pueden garantizar el tiempo de durabilidad al realizar su trabajo con eficacia y responder aquellas preguntas frecuentes que se suelen hacer antes de optar por una opción u otra.

 

Algunas de estas empresas realizan ofertas de hasta un 30% del presupuesto para realizar las piscinas en primavera para tenerlas listas en verano, lo cual ha sido muy bienvenido para personas de todos los lugares de España que estaban indecisas o contaban con un presupuesto ajustado.


Ahora es el momento de contactar con profesionales destacados del sector que también realizan presupuestos online y hasta se puede elegir entre 3 de ellos. Ya sea una piscina prefabricada o de obra, es seguro que una en el jardín no sólo cambiará el paisaje de las vacaciones si no también el modo de pasarlas, logrando que sean mucho más intensas y divertidas.