Noticias

Fuente: la web de las piscinas

 

Como anunciado por la FFP (Federación francesa de profesionales de la piscina):  2017  año fantástico para la industria de la piscina en Francia.

2017 finalizó con los mejores resultados de la última década con niveles de venta muy similares a años previos a la gran crisis económica. 

Se prevé que el parque de piscinas en Francia supere por primera vez los 2 millones, afianzándose como el primer mercado europeo.

A mes de Septiembre del 2017, la cifra de negocio era cercana a los 2100 millones de Euros, un 11% más que el año anterior (1900 millones de Euros), lo que es un dato sumamente positivo y relevante.

Dentro de la construcción e instalación durante el 2017, el número de piscinas supera las 100.000 unidades, de las cuales un 45% aproximadamente son piscinas enterradas y el 55% restante son piscinas elevadas (desmontables, madera, etc...), lo cual no deja de ser un buen termómetro de cual es la tendencia en este segmento.

Un aspecto que seguro ha ayudado a este crecimiento es la reducción de los precios de la piscinas, resultando más accesibles que en otras épocas. Además, no hay que perder de vista, que el tamaño medio de las mismas se ha reducido (la demanda es sobre piscinas de tamaños más pequeños).

Este año, Francia también ha contado con una climatología favorable, lo que a buen seguro, ha ayudado a que muchas personas se hayan animado a comprar una piscina y aprovechar el buen tiempo.

Cabe destacar el auge de sistemas de tratamiento de agua alternativos al uso clásico de cloro, tales como la cloración salina, oxígeno activo, bromo, ozono...

La automatización o domótica, poco a poco, también va ganando su porcentaje de mercado, apoyada en la tendencia generalizada de buscar sistemas más eficientes, sostenibles, que permitan mayores ahorros energéticos y un mejor tarto al medioambiente.

Tal y como ya se adelantaba en estudios realizados en el mercado español, el sector de la piscina en Francia también ve un enorme potencial en la reforma y rehabilitación de piscinas ya existentes, que con una edad media ya de entre 15 y 20 años, lógicamente van a necesitar de mejoras en los próximos años. de hecho, se espera que el 2018 ya sea una gran referencia del crecimiento de este tipo de servicios.

En definitiva, al igual que ya avanzábamos sobre el mercado español, el sector de la piscina en Francia también cuenta con buena salud y se espera un gran crecimiento y desarrollo durante los próximos años.